Buscar

Un poco de historia: Debbie Harry, la rubia mas "Badass" del Rock


Angel & The Snake fue el primer nombre con el que la diosa Debbie Harry bautizó junto con Chris Stein a lo que hoy conocemos como Blondie.

Deborah Ann Harry fue adoptada por Richard Smith Harry y su esposa Catherine, una familia conservadora la cual tenía el ideal de ver en ella una mujer de familia con un proyecto de vida diferente al que ella se trazó; le contaron a la pequeña Harry de su adopción a los 4 años de edad. En su niñez le gustaba cantar y lo hacía en la iglesia a la que sus padres adoptivos asistían, en su adolescencia se sentía diferente, odiaba verse al espejo porque creía que no tenía identidad al ver que no se parecía a su familia.

Aunque sus padres nunca aceptaron su decisión, en los años 60’s cuando tenía solo 19 años se mudó a New York y trabajó como mesera, secretaria, bailarina y conejita playboy. Allí inicio su carrera musical uniéndose a la banda de Folk Rock The Wind In The Willows, luego en 1974 fue parte de The Stilettos, donde Chris Stein era guitarrista. Ambos dejaron la banda e inspirados por el rubio platinado de su cabellera, bautizaron su banda “Blondie” lanzando su álbum debut llamado de igual forma en 1976.

Gracias a las oportunidades aprovechadas, Debbie se hizo notar en la cultura Pop y Punk del momento, supo ir en contra de sus inseguridades y conflictos, pudo disipar el estereotipo de la mujer hermosa y rubia y demostró ser autentica, talentosa y decidida, se rodeó de artistas que tenían la misma causa y logró tener una voz entre ellos. Conquistó con sus cualidades y atributos a toda una generación y hoy a sus 72 años la seguimos amando.

Es una mujer rebelde por naturaleza, fue en contra de las apariencias, se vistió como quiso, dijo lo que quiso, no ha querido tener hijos o casarse y no pretende parar de hacer música en cuanto viva. No se arrepiente de haber vivido al máximo cada momento, estuvo en rehabilitación con Chris en los 80’s y asegura que esas experiencias extremas eran algo necesario, aunque sabe que fue una una idiota por pensar que sería joven para siempre y que en un futuro su salud se vería afectada por los excesos.

Fue criticada y estigmatizada por ser un símbolo sexual, hasta sus propios fans creían que su nombre era “Blondie” por lo que la banda decidió hacer una campaña para dejarlo claro.

Más allá de esto, Debbie ha cumplido su misión, logró ser todo lo que quiso y nos ha influenciado culturalmente: En todos los bares de Rock no puede faltar que suene de fondo “One Way Or Another” o “Heart Of Glass”, todos hemos visto su cara en el arte pop de Andy Warhol y más de una tendencia ha sido revivida gracias a su forma de vestir, (Al principio daba shows locales vestida con su ropa de oficina cuando fue secretaria) es una de las tantas de su generación que cambió estándares y demostró ser más salvaje que los Sex

Pistols en tarima.

‘How can one be a woman and not be a feminist? That’s my question.’ – Debbie H.

0 vistas
0